Inteligencia Artificial versus La Humanidad, ¿de verdad hay que elegir?

Inteligencia Artificial versus La Humanidad, ¿de verdad hay que elegir?

"Cuando reaccionemos será demasiado tarde"

dijo Elon Musk, CEO de Tesla Motors, un pionero en el mercado de coches eléctricos, en la Reunión de Verano de la Asociación Nacional de Gobernadores de los Estados Unidos.

El empresario expresó su preocupación por el desarrollo de la inteligencia artificial y el retraso, en términos de regulación, que representaría "un riesgo fundamental para la existencia de la civilización humana".


¿Sustituirán los robots a las personas? Hablemos de Desempleo Tecnológico

Hoy en día, el pensamiento de que los humanos pueden -en algunas actividades- ser sustituidos por robots, ya no pertenece únicamente a obras ficticias como Frankenstein (1818) o como la televisión actual muestra en series como, Black Mirror o Westworld.

Las preocupaciones sobre las fallas potenciales causadas por los robots son muy reales y están muy presentes hoy en día. Incluso antes de que se consideraran los prototipos más avanzados de robots y las posibilidades ofrecidas por la inteligencia artificial, el economista John Maynard Keynes profetizó la sustitución del hombre por las máquinas.

En la publicación: "Posibilidades económicas para nuestros nietos", de 1930, se cuestionó seriamente los efectos de la automatización en el empleo, el bienestar y la felicidad, buscando soluciones alternativas al problema del "desempleo tecnológico".

Un siglo más tarde, el reemplazo de los trabajadores humanos por robots se anticipa en todo el espectro laboral. Según Laurent Alexandre, tecnócrata, cirujano urólogo e impulsor de la inteligencia artificial (IA), todas las profesiones serán amenazadas en el futuro cercano por IA, que pronto estará en todas partes.

De hecho, IA ya está en tu bolsillo: Siri y el Asistente de Google son los primeros chatbots, robots conversacionales que reemplazarán vendedores, abogados, periodistas y, eventualmente, asistentes de recursos humanos.


Entendiendo el valor de la Inteligencia Artificial en el ámbito laboral

Para entender mejor lo que está en juego, debemos entender qué es la IA.

Considere una máquina sin IA, que toma decisiones basadas en reglas definidas manualmente. Cuando una máquina que enfrenta un gran flujo de datos aprende a analizar y a tomar decisiones, nace la inteligencia y esto es aprendizaje automático.

Si todavía está confundido acerca del aprendizaje automático basado en esta descripción, tomemos el ejemplo del correo electrónico, que filtra automáticamente como "spam" dentro de su buzón de correo.

Una vez que aprende la forma, la estructura, el remitente y otros detalles que lo llevaron a marcar un mensaje como correo no deseado (es decir, las reglas definidas, incluso inconscientemente), la máquina puede tomar la decisión de que un mensaje es correo no deseado. A diferencia de la inteligencia humana, cuando la máquina se equivoca nos sorprendemos.

Cómo se desarrolla IA resulta de gran interés en el contexto de las funciones de recursos humanos.

Algunos ejemplos incluyen el uso de filtros automatizados e inteligentes para la contratación, el uso de robots para entrevistas, o el hecho de que los chatbots actúen como asistentes de recursos humanos, para responder preguntas recurrentes de los empleados.


La capacidad de la IA para poner fin al sesgo depende de enseñarle a jugar limpio y cuestionar constantemente los resultados.


Beneficios de la IA

La contribución de la IA a menudo se mide en términos de ahorro de tiempo y costos, pero también puede llevar a una mayor imparcialidad y eficiencia.

Aun así, los aspectos humanos y la ética deben seguir siendo la parte central del rol de Recursos Humanos.

Como sugiere Elon Musk, ahora debemos asegurarnos de que la IA conserve nuestros estándares y, de manera crucial para la profesión de recursos humanos, mantenga al "humano" en los recursos humanos.

¿Caminarán de la mano las máquinas inteligentes y los recursos humanos algún día?


Bibliografía:


Santiago Castellano Hernández

Santiago Castellano Hernández

Forma parte del Departamento de Soporte desde mayo de 2017. Técnico superior en desarrollo de software. Apasionado de las nuevas tecnologías y de las tendencias del entorno profesional